Antibióticos para sobrevivir … y no para vivir mejor

cuando aún no existían  antibióticos

¿Han imaginado alguna vez la vida de  nuestros bisabuelos? ¿O la infancia de nuestros abuelos, cuando aún no existían  antibióticos?, cuando la esperanza de vida era de 50 años….

¿Han imaginado lo que era sufrir una infección de orina, pulmonar o intestinal?, sin más posibilidades que las de tu propia fortaleza…

¿Han imaginado lo que era cualquier cirugía? , donde la asepsia y rapidez eran más importantes  que conservar una pierna, por evitar una infección, casi siempre, de fatales consecuencias…

Nuestra realidad ha sido muy distinta porque había antibióticos

La era del antibiótico nace hace sólo 84 años, cuando en 1927 se descubre la penicilina. penicilina FlemingPero es en 1940 cuando se produce el acceso universal a estas sustancias que ayudaran al desarrollo de la medicina y la salud como nunca antes.

Y hoy Se realizan reconstrucciones y hasta trasplantes de órganos.

Y hoy Nuestra esperanza de vida es de 82 años.

Estos avances acompañados del inmenso desarrollo cultural, científico y tecnológico de este último siglo nos han hecho creer que no existe una posibilidad real de retroceso o pérdida de lo que hemos conseguido.

infeccion bacteria  microbioPero no tuvimos en cuenta que combatíamos contra organismos vivos, que han superado bastantes más pruebas de supervivencia que nosotros, en la historia de la evolución y que luchan por sobrevivir y no por vivir mejor, porque vivir mejor es lo que hemos hecho en muchos casos con los antibióticos que teníamos a nuestro alcance.

 antibioticosLos utilizamos, para todo y no los utilizamos del todo, lo que fue generando sistemas de protección en las bacterias, y como solución fuimos desarrollando 200 nuevas y eficaces moléculas, que mantenían a raya las infecciones, junto a las cuales también se gestó una nueva generación de bacterias súper-resistentes a nuestras armas. Pero a partir los años 90 sólo hemos sido capaces de obtener 2 nuevas series de antibióticos con cierta eficacia.

Quizás ha llegado el momento de usarlos para sobrevivir y no para vivir mejor.

 epidemiasPorque Actualmente las evidencias nos demuestran que cada vez mueren más personas por enfermedades infecciosas que, hace 10 o 15 años, pensábamos que teníamos controladas o erradicadas.

Actualmente los tratamientos para infecciones comunes son más largos, más agresivos y aún así menos eficaces.

Actualmente con la globalización el movimiento de personas y de sus enfermedades, como el cólera, la peste o la tuberculosis, rebrotan con virulencia, a veces incluso en países desarrollados.

Y Todo esto Son pruebas irrefutables de que algo no va bien.

Y todo esto Son las consecuencias del uso, del abuso y también paradójicamente del no uso de los antibióticos.

 Quizás Ha llegado el momento de plantear qué queremos que hereden nuestros hijos.

Sinceramente pienso que es el momento de actuar para preservar los adelantos médicos para las generaciones futuras. Es el momento de intentar evitar una crisis sanitaria mundial asumiendo nuestra parte de responsabilidad y ética.

 Antibioticos pueden dejar de curarEs el momento de que los estados planteen y desarrollen nuevos escenarios sociales y financieros para las políticas farmacológicas de medicamentos esenciales. Porque las actuales políticas económicas y leyes de patente conspiran contra el desarrollo de los antibióticos, puesto que estas sustancias serán ineficaces antes de obtener el retorno de la inversión, provocando grandes desincentivos a la investigación de estos fármacos y desviándose las líneas de desarrollo hacia patologías más lucrativas como el cáncer, enfermedades crónicas, la disfunción eréctil o incluso la calvicie.

Es el momento de que los profesionales de la salud prescriban, dispensen y administren con criterios científicos, unificados y sin tener en cuenta la presión de los pacientes, de  forma que mantengamos un equilibrio entre el uso de antibióticos y las resistencias generadas.

Es el momento de que el sector ganadero utilice estos medicamentos como medio curativo pero no como medio productivo incluyéndolos de forma sistemática en los piensos y generando resistencias que serán transmitidas a las bacterias que conviven con los humanos

Es el momento de que la sociedad sea solidaria y responsable utilizando este bien común de forma sostenible, no solicitando antibióticos sin receta, ni ejerciendo presión sobre los profesionales para su obtención aún cuando la patología no lo requiere, porque en el futuro no curarán.

Recordando además que en muchos casos el mejor antibiótico es el que no se toma y sólo el médico puede indicarlo.

Es el momento de que los pacientes asuman su responsabilidad cumpliendo las pautas de tratamiento en dosificación y duración, para que otros también puedan curarse después.

  Y ahora si es el momento de imaginar, quiero pedirles que imaginen cómo será la vida que les van a regalar a sus hijos y a los hijos de sus hijos… 

Licencia de Creative Commons
Antibióticos para sobrevivir … y no para vivir mejor by Andrés G Mongars is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 España License.
Creado a partir de la obra en www.saludate.es.
Permissions beyond the scope of this license may be available at www.saludate.es.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *