Varicela y otras vacunas

vacuna varicela

La varicela es una enfermedad, por lo general, benigna en la infancia pero con complicaciones más graves en recién nacidos, adultos e Inmunodeprimidos. En climas como España más del 90% de la población ha padecido la enfermedad antes de los 15 años, es decir en la infancia.

La varicela es una enfermedad contagiosa provocada por el virus Varicela Zoster en su primera infección, si hubiera una reactivación, en el mismo paciente, de este virus en el tiempo provocaría un Herpes Zoster, que es lo que vemos habitualmente en adultos y ancianos que ya pasaron la varicela en la infancia.

Parece clara la efectividad a nivel individual y a corto plazo de esta vacuna, pero todavía existen dudas a largo plazo. He aquí el origen de la polémica situación actual. Sin embargo, en mi opinión, en este caso y en el de todas las vacunas para enfermedades contagiosas como esta su verdadera eficacia y validez está en la inmunidad de grupo.

La inmunidad de grupo es la protección, que obtiene la población, debida al bloqueo de la transmisión de la infección porque se encuentra con un elevado porcentaje, mayor del 70-80%, de personas inmunes, es decir que fueron vacunados correctamente y que disminuyen la probabilidad de epidemias. Este es uno de los grandes logros de la medicina junto a los antibióticos en el control de las infecciones.

Cuando las vacunaciones no siguen unos patrones claros en las campañas vacunales o calendarios de vacunación el efecto de la inmunidad de grupo se pierde creando pasillos de personas no vacunadas  para las epidemias con patrones de infección modificados que pueden no ser los naturales con consecuencias imprevistas, más graves o de más difícil diagnostico.

Que  posiblemente se tendrán que mejorar las políticas de vacunación , que los negocios de la salud no pueden estar por encima de la ética profesional y que las discusiones científicas de los  profesionales de la salud sobre el uso de las mismas han de tenerse en cuenta , revisarse y actualizarse, es totalmente seguro.  Sin embargo generar una alarma en las familias ante la imposibilidad de obtener una vacuna prescrita fuera de las recomendaciones del máximo responsable en Salud Pública en España, no me parece una opción en una sociedad como la nuestra.

SI EXISTEN UNAS RECOMENDACIONES Y UN CALENDARIO DE VACUNACION HAN DE CUMPLIRSE DE FORMA SOLIDARIA POR TODOS Y POR LA SALUD DE TODOS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *